KNAPP COMUNICACION NO VERBAL PDF

No hay notas en la diapositiva. Resumen libro knap com no verbal 1. Sheflen, el escritor sobre proxemia, Edward T. Otros antecedentes 2. Mientras realizan sus experimentos, docenas de estudiantes universitarios pasan por sus laboratorios.

Author:Telrajas Maumi
Country:Kosovo
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):10 December 2013
Pages:430
PDF File Size:10.48 Mb
ePub File Size:3.94 Mb
ISBN:708-3-87304-607-4
Downloads:90144
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Duzshura



En , Herr von Osten compraba un caballo en Berln, Alemania. Cuando von Osten comenz a entrenar a su caballo, Hans, para que contara mediante golpes de la pata delantera, no tena idea de que pronto Hans se convertira en el caballo ms famoso de la historia.

Hans aprendi con gran rapidez y en poco tiempo pas del mero contar a la suma, la multiplicacin, la divisin, la resta, y eventualmente a la solucin de problemas que incluan factores y fracciones. Como si esto no fuera sufi- ciente, von Osten exhibi a Hans en sesiones pblicas, en las que el caballo contaba la cantidad de personas presentes o sim- plemente la cantidad de personas que usaban gafas.

Siempre respondiendo mediante golpes de pata, Hans pudo decir qu hora era, usar el calendario, recordar el tono de una msica y cumplir muchas otras proezas igualmente fantsticas. Todo suceda como si mientos casi imperceptibles e inconscientes de quienes lo rodea- Hans, un caballo comn, tuviera una comprensin total de la ban.

No es diferente de la receptividad o sensibilidad para las lengua alemana, capacidad para producir el equivalente de pa- seales no verbales de que dan muestras un Carlos, un San- labras y nmeros, y una inteligencia superior a la de muchos se- tiago, un Francisco o un Hctor, cuando cierran un trato de ne- res humanos. Pronto recibi el apodo de Hans el listo. Debido evi- ciones comunes. La finalidad de este libro es la de ampliar la dentemente a las repercusiones profundas en varios campos de aprehensin consciente de muchos estmulos no verbales con la ciencia y tambin a que algunos desconfiados pensaron que que nos enfrentamos en nuestro dilogo cotidiano.

Cada ca- exista alguna trampa, se constituy un comit investigador ptulo resume la investigacin cientfica llevada a cabo sobre la para decidir, de una vez para siempre, si en las actuaciones de conducta en un rea especfica de la comunicacin no verbal. Hans haba o no fraude. Para integrar esta comisin de exper- Sin embargo, primero es menester desarrollar unas cuantas tos en caballos se convoc a un profesor de psicologa y fisiolo- perspectivas bsicas, un marco de referencia comn, una lente ga, un director de circo, veterinarios y oficiales de caballera.

Para la comisin, fue prueba suficiente de la au- Perspectivas en la definicin de la comunicacin no verbal sencia de cualquier fraude, y as 10 anunci. La convocatoria de una segunda comisin fue el inicio del Conceptualmente, la frmula no verbal es susceptible de fin de Hans el listo. Se pidi a von Osten que susurrara un una gran cantidad de interpretaciones, exactamente igual que el nmero en el odo izquierdo del caballo, mientras otro experi- trmino comunicacin.

Parece que la cuestin bsica consiste mentador haca 10 propio en el derecho. Se orden a Hans que en establecer si los hechos que tradicionalmente se estudian sumara ambos nmeros, respuesta que no conoca ninguno de como no verbales 10 son realmente. Se dice que Ray Birdwhis- los observadores, ni von Osten ni el experimentador.

Hans fra- tell, un pionero en la investigacin de 10 no verbal, ha compa- cas y sigui fracasando en pruebas posteriores. En nuevos rado el estudio de la comunicacin no verbal con el estudio de tests, el experimentador, Pfungst, descubri que Hans slo con- la fisiologa no cardaca. Es una comparacin bien escogida. Tan ntimamente tejida y tan sutilmente re- ban la tensin del cuerpo. Cuando Hans llegaba al nmero co- presentada est la dimensin verbal en una parte tan considera- rrecto de golpes, los observadores probablemente se relajaban y ble de lo que hemos clasificado antes como no verbal, que a me- hacan un ligero movimiento con la cabeza que era para Hans nudo la expresin no describe correctamente la conducta en es- la seal de dejar de golpear.

Algunos de los ms notables investigadores ligados al es- Se suele utilizar la historia de Hans el listo en las discusio- tudio del comportamiento no verbal se niegan a separar las pa- nes sobre la capacidad de un animal para aprender el lenguaje labras de los gestos, razn por la cual utilizan las expresiones verbal.

Pero tambin aparece adecuada para una introduccin ms generr:lles de comunicacin o interaccin cara a cara. En general, bles. A veces actuamos o percibimos conductas que cuando la gente habla de comportamiento no verbal se refiere a indican varios aspectos de estatus en relacin con nosotros, seales a las que se ha de atribuir significado y no al proceso de como fuerte o dbil, superior o subordinado. Esta tercera categora se refiere a nuestras percepciones de La borrosa lnea de demarcacin entre comunicacin verbal actividad, como lento o rpido, activo o pasivo.

Pensemos lo siguiente: 1 No todos los fenmenos acsticos son vocales, Perspectivas en la clasificacin de la conducta no verbal como por ejemplo, el ruido de golpear con los nudillos, un gor- goteo de estmago, las ventosidades, las palmadas en el muslo El siguiente esquema clasificatorio se ha deducido de un o en la espalda de otra persona, o un golpe en el escritorio, el examen de escritos e investigaciones realizados en la actualidad hacer chasquear los dedos o el aplaudir.

Un suspiro o la inspiracin antes de hablar pueden 1. A menudo es dificil clasificar cin de la pupila , y tambin la postura. Fruncir el entrecejo, precisamente cada una de las conductas que se considere.

Con dejar caer los hombros o inclinar la cabeza son todas conduc- criterio realista hemos de esperar que haya zonas en que se su- las comprendidas en el campo de la cinsica. Como es obvio, perpongan: conductas que satisfagan ciertos aspectos de una hay diferentes tipos de conducta no verbal. Algunas seales no categora y ciertos aspectos de otra. Algunas En vez de tratar de clasificar la conducta como verbal o no lienen la intencin de comunicar, otras son meramente expresi- verbal, Mehrabian ha optado por usar la dicotoma explcito- vas.

Algunas proporcionan informacin acerca de las emocio- implcito. En un esfuerzo por orientarse en el mundo relativa- seal al dominio de lo no verbal era su sutileza, y la sutileza pa- mente desconocido de la conducta no verbal, Ekman y Friesen4 reca estar directamente ligada a la ausencia de reglas explcitas desarrollaron un sistema de clasificacin de los comportamien- de codificacin. La obra de Mehrabian se centraba primordial- los no verbales.

Se trata de actos no verbales que admiten una cado que uno atribuye a esas conductas. El resultado de am- I rasposicin oral directa o una definicin de diccionario que plios experimentos revel que existe una perspectiva triple. Los gestos que se usan para representar OK o Paz conocido tambin como el signo de la victoria son ejemplos de emblemas en una parte muy amplia de nuestra cultura.

Adems estos em- blemas son especficamente culturales. Por ejemplo, la figura 1. Sin em- bargo, algunos emblemas describen acciones comunes a la es- pecie humana y parecen trascender una cultura particular. El emblema de comer llevarse la mano hacia la boca y el de dor- mir inclinar la cabeza en posicin lateral casi perpendicular al cuerpo, que a veces se acompaa con los ojos cerrados y la co- locacin de las manos debajo de la cabeza a modo de almo- hada constituyen dos ejemplos de emblemas que Ekman y sus colegas han observado en varias culturas.

Ekman descubri tambin que las diferentes culturas parecen tener emblemas para tipos similares de mensajes, independientemente del gesto que se utilice para describirlos, por ejemplo, los insultos, las di- recciones venir, ir, detenerse , los saludos, las partidas, cierto FIG.

A la izquierda, Papuasia, Nueva Guinea; a la tipo de respuestas s, no, no lo s , el estado fisico o la emo- derecha, Estados Unidos; abajo, Japn. La cantidad de emblemas que se utilizan en una cultu- ra puede variar considerablemente desde menos de en comunicar. Algunos de los lenguajes de signos de los sordos, estudiantes norteamericanos a ms de en estudiantes los gestos no verbales que utiliza el personal de produccin de israeles.

Fruncir la nariz puede querer decir Estoy siado lejos una de otra como para emitir seales audibles, con- disgustado o Puf! Cmo apesta! Para decir No lo s o forman situaciones propicias para la produccin de emblemas.

Necesito ayuda o No estoy seguro, se pueden poner ambas Nuestra conciencia del uso de emblemas es aproximada- manos con las palmas hacia arriba, encogerse de hombros o mente la misma que nuestra conciencia de la eleccin de una ambas cosas a la vez.

Ekman cree que los emblemas faciales di- palabra. Adems, igual que en el comportamiento verbal, el fieren probablemente de las dems expresiones faciales en que contexto puede a veces cambiar la interpretacin de la seal; es son ms convencionales y en que se los presenta de modo ms decir ,por ejemplo, mostrar el dedo corazn extendido hacia prolongado o ms breve.

Los emblemas faciales tambin pue- arriba en seal de fastdiate puede ser un rasgo de humor o den enfatizar partes especiales del rostro.

Da el ejemplo de una mujer sometida a una cando dramticamente las cejas. Es prvisi. Probable- mente los ilustradores se aprenden observando a los dems. Izquierda: No; derecha: C. Muestras de afecto. Se trata predominantemente de confi- Qu vergenza!

Si bien es la cara la fuente primaria del afecto, tambin el cuerpo puede ser minutos durante la entrevista haciendo un gesto de rechazo con ledo como juicios globales sobre afectos; por ejemplo, una pos- el dedo en el brazo de su silln. Las muestras de afecto pueden A diferencia del comportamiento verbal, los emblemas en repetir, aumentar, contradecir o no guardar relacin con las general no forman series como las palabras, aunque hay excep- manifestaciones afectivas verbales.

Una vez tiene efecto la ex- ciones. Uno puede estar hablando por telfono cuando entra presin, lo comn es que se tenga un elevado grado de concien- una visita e indicarle sucesivamente aguarde un minuto, pase cia, pero tambin puede darse sin conciencia. Corrientemente y sintese. Por ltimo, algunos emblemas parecen especfica- las expresiones de afecto no intentan comunicar, pero pueden mente adaptados a subgrupos particulares en el seno de una en ocasiones ser intencionales.

Indican al hablante que contine, repita, se extienda en detalles, se apresure, haga ms B. Hay actos no verbales directamente unidos al ameno su discurso, conceda al interlocutor -su turno de hablar, habla o que la acompaan y que sirven para ilustrar lo que se y as sucesivamente. Algunas conductas asociadas al saludo y dice verbalmente. Pueden ser movimientos que acenten o enfa- la despedida pueden ser reguladores en la medida en que indi- ticen una palabra o una frase, esbocen una va de pensamiento, can el inicio o fin de una comunicacin cara a cara.

Tambin puede haber emblemas dores a los que se ha prestado mayor atencin. Estas se refieren que se utilicen para ilustrar juicios verbales, bien repitiendo o a las seales que utilizamos para hacer saber a otra persona bien sustituyendo una palabra o una frase.

Los ilustradores pa- que queremos hablar, para evitar que otra persona nos quite el recen caer dentro de nuestro campo consciente pero no tan ex- plcitamente como los emblemas. Son muchos los factores que pueden alte- versacional. Los movimientos de las piernas nuar. Generalmente, no decimos verbalmente estas cosas, sino pueden ser adaptadores que muestran residuos de una agresin que las comunicamos por medio de multitud de comportamien- a puntapis, una invitacin sexual o una fuga. Ekman cree que tos no verbales.

Probablemente los reguladores ms familiares muchos de los incesantes movimientos de las manos y los pies son los movimientos de cabeza y el comportamiento visual. Las que se han considerado como indicadores tpicos de angustia cabezadas en rpida sucesin pueden indicar el mensaje dse pueden ser residuos de adaptadores necesarios para escapar a prisa y termine, pero si los movimientos siguen a las pausas la interaccin. Un ejemplo tomado de la interaccin de los man- que hace el hablante y tiene lugar lenta, deliberada y concienzu- driles nos ayudar a ilustrar la naturaleza de este tipo de adap- damente, pueden querer decir siga hablando o me gusta lo tadores.

Cuando un mandril joven se inicia en los fundamentos que dice. Hemos encontrado que las personas que trataban de del ataque y la agresin, la madre mandril vigilar de cerca. El poner trmino a una conversacin disminuan acusadamente el joven mandril desplegar un comportamiento agresivo pero contacto visual con la otra persona. Una vez adulto, el mandril puede efec- conciencia y son, en general, dificiles de inhibir.

Son como hbi- tuar este movimiento lateral de cabeza cuando se halla en una tos arraigados y casi involuntarios, pero se trata de seales de situacin amenazadora aunque la madre ya no est all con l y las que somos muy conscientes cuando las producen otros.

Tal vez estas conductas no verbales sean las Los adaptadores dirigidos a objetos implican la manipula- ms dificiles de definir y las que mayor especulacin impliquen.

Aun- llan en la niez como esfuerzos de adaptacin para satisfacer que seamos caractersticamente inconscientes de que realiza- necesidades, cumplir acciones, dominar emociones, desarrollar mos estas conductas de adaptacin, tal vez seamos ms cons- contactos sociales o cumplir una gran cantidad de otras funcio- cientes de los adaptadores a objetos. Estas conductas suelen nes. Ekman y Friesen han identificado tres tipos de adaptado- aprenderse tardamente en la vida y parece haber menos tabes res: autodirigidos, dirigidos a objetos y heterodirigidos.

Los autoadaptadores, como su nombre indica, se refieren a Puesto que en la aparicin de estas conductas de adapta- la manipulacin del propio cuerpo como cogerse, frotarse, cin parece haber represiones sociales, se aprecian con mayor apretarse, rascarse o pellizcarse a s mismo.

A menudo estos frecuencia cuando un individuo est solo. Entonces cabe encon- autoadaptadores se incrementan en la medida en que la angus- trar el acto completo y no precisamente un fragmento del tia de una persona aumenta.

Escarbarse la nariz puede ser un mismo. Cuando alguien est solo se puede hurgar la nariz sin autoadaptador; un adulto que se limpia la esquina del ojo en inhibicin mientras que cuando est rodeado de gente esa momentos de tristeza como si se quitara las lgrimas puede misma persona se limitar a tocarse la nariz y frotrsela por mostrar con ello reaccin que refleja las primeras experiencias casualidad.

Los adaptadores no tienen la finalidad de ser usa- de esa persona con la tristeza.

CALLEJERO PORTUGALETE PDF

La Comunicacion No Verbal

.

ECCLES BASS SONATA PDF

KNAPP COMUNICACION NO VERBAL PDF

.

Related Articles